16 de enero de 2009

Bestiarios.org

El 10 de septiembre de 2005, conmovida tras ver la película Las tortugas también vuelan, sentí la necesidad de expresar las emociones e ideas que me había provocado. Rodeada de buenos amigos que ya tenían blog desde hacía años, El oyente y Periodistas en guerra entre otros, intuí que éste podría ser una buena ventana para comunicar mis pensamientos, opiniones y emociones.

Y lo comencé con este texto inspirado en la película:

Las tortugas también vuelan

Pese al peso de los muertos,
pese a los remordimientos sin dientes,
pese a la paz del fin de la tragedia,
pese a los muertos de las muertes de la posguerra
pese a la esperanza que pisa minas,
pese a la ventisca con la que juega la conciencia,
pese a las hondonadas que acercan al cielo,
pese a los por qué que se diluyen en la boca,
pese a las balas que agujerean cometas,
pese a los zapatos que dejan sentir la tierra,
pese al genocidio de la niñez,
pese al cinismo que se hunde en estas teclas,
pese a la huida del refugio cínico.
Pese a los que ahogan las tortugas en sus propias charcas.


Hoy, tres años después, Bestiarios se muda de plataforma y se convierte en Bestiarios.org. ¿Por qué? Simplemente, por las posibilidades de maquetación y herramientas que wordpress ofrece.

Bestiarios seguirá siendo lo que ha sido hasta hoy: un medio que habla sobre resistencia, periodismo, cultura, responsabilidad ciudadana y la alegría.

Os espero en mi nuevo Bestiarios.

Israel nos tiene secuestrados

La sevillana María Velasco, quien vive en la Franja de Gaza junto a su familia, clama desesperada para que el gobierno español la saque de esta ratonera y denuncia el uso de fósforo blanco. Espeluznante.




Aquí puedes leer su blog Anhelos del pasado

13 de enero de 2009

12 de enero de 2009

Llamada de emergencia del Comité Español de la UNRWA






Acaba de llegarme esta llamada de emergencia del Comité Español de la UNRWA:

Después de tres semanas de continuos ataques del Ejercito Israelí y la incursión terrestre desde el pasado 03 de enero, la situación de los refugiados/as en Gaza es insostenible, y la crisis humanitaria alcanza proporciones de catástrofe.

Es por ello que el Comité Español de la UNRWA reitera la necesidad urgente de ayuda para que la UNRWA pueda implementar sus programas de emergencia para lo cual ha puesto en marcha una llamada de emergencia para todos aquellos que quieran colaborar con la población refugiada de Palestina en Gaza:

Si quieres ayudarnos, haz tu donativo en:

La Caixa

2100 2262 11 0200285633

O hazte socio del Comité para colaborar en esta y otras emergencias de los refugiados de Palestina

Para más información:

Email: info@unrwace.org

Tel: 902 999 125

11 de enero de 2009

La ola


La Ola, Dennis Gansel (2008)

La Ola
parte con la ventaja de ser ese tipo de película que agradecemos se hagan. Pero también con la desventaja de una cierta predisposición para que nos chirríe a la mínima cuando su carácter pedagógico, memorístico e,incluso, de revulsivo social tienda al maniqueísmo. Sin embargo, La Ola consigue compensar cierta previsibilidad con un elemento evidente: el hecho de que muchos creamos que el argumento de esta película es absolutamente posible -de hecho, hasta cierto punto está basada en hechos reales-. Y que, por otro lado, la narración, la definición de los personajes así como los tiempos son tan contundentes que más que una película aparece ante el espectador como lo que fue, un experimento sociológico que en la ficción dura cinco días, en la vida del espectador ante la pantalla, una hora y media, y tras los créditos, la certeza de la obligación de recapacitar largo y tendido para crearse una opinión sobre la película y los hechos que relata. La mía: una realización y fotografía buena, un tema necesario y una película recomendable.

Israel no quiere testigos

Con unos días de retraso encuentro este claro post de Guerra Eterna:




Y por eso el Gobierno israelí no ha permitido a los periodistas extranjeros entrar en Gaza desde el inicio de los bombardeos. No quieren testigos "antisemitas".

La censura y la intimidación están funcionando a toda máquina. Hasta hace unos días, políticos y militares israelíes estaban bastante contentos con la cobertura periodística de la crisis. ¿Quién puede quejarse cuando tienes hasta a The New York Times a tu servicio?

[La viñeta es de Vergara.]

8 de enero de 2009

Debería...

Naranjas cada vez que te levantas

"Debería exprimir naranjas cada vez que te levantas.
Debería gritar tu nombre a cada paso,
amarrarme a tu espalda cuando inicias el vuelo,
ceñir mis pestañeos al temblor de tus párpados;
debería vivir con tus uñas colgando de mis dedos,
con tus ojos guardados cada uno en un bolsillo,
con tu lengua en mi boca, tus pies en mis zapatos,
tucorazón temblando en mitad de mi pecho.
Debería amoldar a tus sueños mi almohada,
celebrar tus descensos como si fueran fiestas,

trazar con una luz en la pared las letras de tu nombre.
Debería dar gracias a Dios por cada leve
acuerdo de tu tacto; debería
desgarrar el pan duro, amasar tus dilemas,
resolver ser feliz cada vez que regresas a la casa.
Con solo verte cerca, debería abdicar de la tristeza.

Y, en vez de eso, me da como bien sabes,
por corregirte el vuelo o romperte las alas.

Debería dejar que me dejaras solo y que volaras
con alguien que exprimiera, a los pies de tu cama,
naranjas cada vez que te levantas."


Julio Rodríguez

Ellas hablaron y la justicia calló

La violación como tortura en la justicia universal. Esta es la nueva batalla en la que está trabajando el equipo de Womens Link World Wide. Las conocí hace un mes en Madrid y me impresionó enormemente la gran labor que están desarrollando. Se trata de una ONG internacional de Derechos Humanos que tiene como fin la equidad de género.

Prueba de ello, es este video, "Violación como Tortura en la Justicia Universal", un corto documental sobre el llamado Caso Atenco, incidente en el que más de 200 personas fueron detenidas por la policía mexicana. Entre ellas estaba Cristina Valls, ciudadana española, quien, como las demás mujeres detenidas, fue sujeta a violación y otras formas de tortura. El 25 de enero de 2008 Women’s Link interpuso una querella contra las autoridades mexicanas ante la Audiencia Nacional española, invocando el principio de justicia universal.


Violación como Tortura en la Justicia Universal from Women's Link Worldwide on Vimeo.


La violencia, en todas sus formas, ejercida contra la mujer en los conflictos ha sido entendida hasta hoy como daños colaterales, por lo que nunca se ha denunciado, juzgado ni castigado. Y la violación, una de sus más deplorables manifestaciones, ha sido siempre un tema a olvidar, sobre todo porque raramente alguno de los bandos se encontraba limpio de estos delitos. Sin embargo, hay una diferencia clara entre los hechos aislados cometidos por individuos, a los que siempre deberá juzgarse, y aquellos cometidos como un arma de guerra más, aceptada o, incluso, organizada por los superiores. Este fue el caso en Bosnia, en Guatemala y en decenas de conflictos que aún hoy siguen sin juzgar la violación como delito de guerra, o como tortura en aquellos casos como el que denuncia Womens Link World Wide en San Atenco, en México. El que una de las víctimas fuese española ha permitido que, frente al criminal silencio de las autoridades mexicanas, sea la Justicia Universal la que defienda a todas aquellas personas de las que, como se dice en el video, nunca temieron una denuncia porque daban por hecho que la violación es un caso vergonzoso y que, por tanto, guardarían silencio.

No fue así. Ellas hablaron y la justicia calló.

7 de enero de 2009

Hoy me vuelvo loca un ratito a lo Martín Romaña


    Hoy, a ratitos, el corazón me late muy deprisa o muy despacio. A rachas, suspiro o me olvido de respirar. Me he puesto el enorme abrigo azul Chef Chaouen y me abandono en la hondonada de mi cama y me vuelvo loca un rato a lo Martín Romaña. Hoy, me prescribo enajenación voluntaria.


    Hoy hace un frío que no lo abriga ni todos los abrazos en los que me refugio a falta de chimenea. Hoy ya no graniza en Gijón, pero me siguen atravesando las balas que asesinan la esperanza. 


      Hoy necesito una Octavia de Cádiz que me devuelva a la vida. La tormenta que anuncia la cercanía de la calma. 


      Todo siguen en stand by. 



       P.D.: Ayer terminé La vida exagerada de Martín Romaña, de Bryce Echenique, por tercera vez. Curiosamente también son tres veces las que compré este libro. La última vez porque me lo robaron en un bus. Qué alegría saber que aún quedan románticos ladrones de libro.


        

Qué ven y, por tanto, qué pueden opinar los estadounidenses del genocidio palestino


El padre palestino Magdi al-Samuli llora sobre los cuerpos de sus tres hijos muertos durante un bombardeo de la aviación israelí en Gaza. (Foto: AFP)

Ver para conocer. Conocer para comprender. Con esta máxima defino el trabajo del fotoperiodista y del videoperiodista. Pues bien, Periodistas en Guerra ha analizado el tratamiento mediático fotográfico que los dos principales periódicos norteamericanos realizaron el 5 de enero sobre el ataque israelí a Palestina, así como el caso de algunos medios españoles.

En el caso de los medios norteamericanos señala:

"Nótese que por cada fotografía del masivo ataque israelí y sus consecuencias hay cuatro o cinco fotos de las consecuencias de los cohetes caseros de Hamas sobre Israel. El resto son de alegres fotos de Navidad o de los tanques israelíes disparando sobre no se ve quién. Tampoco publican casi ninguna de las fotos mas impresionantes sobre las consecuencias del ataque sobre Gaza servidas por las agencias de noticias a todos los medios internacionales. Ninguno de los dos principales diarios norteamericanos publica en su portada como noticia principal el ataque y sus consecuencias sobre Gaza, y mucho menos menos una fotografía sobre el tema".

The Washington Post.

The New York Times

Muy diferente a la edición en algunos diarios españoles

El Mundo

20minutos

Otros medios españoles publican muchas fotografías sin aparente edición fotoperiodística.

Y referencia a El oyente para explicar las consecuencias de estos enfoques:
"Diferentes formas de mostrar el conflicto a los ciudadanos que formarán la opinión pública en función de la información que reciben y por tanto la presión que recibiran sus gobiernos para fijar su posición y acción sobre este conflicto".

Esta ha sido la edición de fotografías en Periodistas en Guerra del día antes de Reyes y la de los días anteriores

El mundo de la cultura se hace oir sobre el genocidio palestino

En el anterior post buscaba vías para hacer oir nuestra voz frente al genocidio palestino. Un numeroso grupo de artistas reconocidos ya se ha hecho oir alto y claro. Además de denunciar la imagen falsa y distorsionada que se está dando del conflicto, exigen al gobierno español, entre otras cosas, que llame a consulta al embajador Español en Israel hasta que se detenga la ofensiva criminal hacia Palestina, así como que que negocie la entrada de informadores internacionales en toda la zona.

Y más...

Está claro que el peso social y mediático del mundo de la cultura es grande y, por ello, es de agradecer que se hayan manifestado con tanta contundencia. Se me ocurre, que como segundo paso, crear una plataforma que nos albergue a todos los que compartimos esta posición. La unión hace la fuerza y, en este caso, la urgencia es total.

COMUNICADO URGENTE AL GOBIERNO ESPAÑOL

Los firmantes de este comunicado, pertenecientes al mundo de la Cultura, declaran su indignación por la imagen falsa y distorsionada que se está dando del conflicto palestino-israelí.
El detonante de la violencia es la ocupación israelí.Israel sigue avanzando e invadiendo territorios de los palestinos en lugar de replegarse a las fronteras del 67. Está humillando, deteniendo, hiriendo y matando, todos los días a niños, mujeres y hombres por toda Cisjordania. Hay bloqueo en ciudades como Nablus y Hebrón, desde hace 8 años e incursiones del ejercito todas las noches. Gaza es un campo de concentración asediado por tierra, mar y aire desde hace mucho tiempo.
A los palestinos se les derriban casas, se les niega el agua, la luz, el paso a los hospitales, a las escuelas, a los huertos… mientras la Comunidad Internacional lo permite.
Israel es el país que más incumple las resoluciones de la ONU, que menos respeta los Derechos Humanos. Ya el 6 de noviembre pasado, Israel sacó una normativa que prohibía la entrada en Gaza de informadores extranjeros, ¿es esa la libertad de expresión que la Comunidad Internacional apoya?
Israel es un país ocupante que ejerce prácticas de terrorismo de estado.
Exigimos, en nombre de la ética y la moral, a la Comunidad Internacional que envíe fuerzas de interposición, y obligue a negociar para lograr una paz justa, con la creación de dos Estados y que Israel derribe el muro.

Los firmantes estamos en contra del uso de la violencia de todas las partes y exigimos a nuestro gobierno llamar a consulta al embajador Español en Israel hasta que se detenga la ofensiva criminal hacia Palestina, como prueba contundente del rechazo que sentimos por las acciones desmesuradas del ataque israelí, y que negocie la entrada de informadores internacionales en toda la zona.

FIRMADO:

Amaral (Juan y Eva), Javier Bardem, Rosa Mª Sardá, Emilio Gutierrez Caba, Verónica Forqué, Fernando Colomo, Iciar Bollaín, Juan Diego Botto, Pilar Bardem, Fernando Guillén Cuervo, Mercedes Sampietro, Benito Zambrano, Lola Dueñas, Genma Cuervo, Ana Fernandez, Silvia Abascal, Laia Marull, Dani Guzmán, Natalia Dicenta, Isabel Ordaz, Vicky Peña, Ruth Gabriel, Paul Laverty, Dafne Fernandez, Ramón Pons, Marina Rossell, Javier Ruibal, Carmen París, Luis Pastor, Mercedes Ferrer, Javier Corcuera, Mercedes Lezcano, Pilar Ordoñez, Gerardo Olivares, Ana Rossetti, Carlos Bardem, Rosa Regás, Alberto Comesaña, Vampirella, Beatriz de la Gandara, Javier Coronas, Álvaro Longoria, Ana Arias, Yoima Valdés, Julia Trujillo, Lidia San José, Manuel Gallardo, Paca Gabaldón, Claudia Gravi, Ana Mª Barbani, Olga Rodríguez, Lourdes Guerra, Juana Ginzo, Mónica Cano, Paloma Paso Jardiel, Cristina Narea, Judith Mateo, Beatriz Bergamin, Esmeralda Grao, Vicky Luna, Inés Morales, Jorge Bosso, Ana Garrido, Ana Lezcano, José Infante, Esther García, Juanma Pagazaurtundua, Fernando Íñiguez, Alicia Rosell, Francisco Cenamor, Ricardo Gómez, Antonio Polo, Lucía Álvarez, Muhsin Al-Ramli, Jordi Gratacòs i Rigall, Jesús Eguía Armenteros, Juan Millares Alonso, Mateo de Paz, Aurora Alcrudo de Andrés, Rosa Fuster, Pedro Ordóñez, Lola Cordón, Luis Luna, Lourdes de Abajo, Sónnica Yepes, Teresa Cortes, Elena Folle, Gloria Muñoz, José Antonio Ortega, Pep Molina, Vicens Lozano, Carola Perez, Ana Rodríguez, Tenorio Sánchez, Julio Mas Alcaraz, Pilar Casas Villodre, José Ramón Ripoll, Bruno Galindo, Bahia Bakala, Yolanda Agudo, Rubén Caravaca, Juan Rebenaque Domínguez.

Vía Cristina Narea


5 de enero de 2009

¡Exigimos PAZ en Palestina hoy!

El genocidio continúa en Palestina. Así como el desasosiego en grandes sectores de la sociedad internacional por no encontrar la vía para luchar contra este derrame de sangre diario. Los ciudadanos nos encontramos con unos muros invisibles, con una falta absoluta de mecanismos eficaces para erigir nuestra voz, para participar activamente en el funcionamiento de nuestro mundo. Queremos que nuestra opinión cuente cuando decimos "es inadmisible", queremos que nuestros representantes públicos conozcan y, sobre todo, representen nuestras posiciones ante los acontecimientos. Y sin embargo, no paramos de preguntarnos cómo hacerlo, cómo acabar con una falacia de democracia que da la espalda a una participación real que hoy es posible gracias a las nuevas tecnologías.

Como bien explica hoy Rosa J. C. en El País, las redes sociales por internet se han convertido en un medio por el que los ciudadanos están encontrando un canal para expresarse. Sin embargo, su impacto aún no es tan grande ni tan visible como para ser tomado en cuenta por los dirigentes.

Y como bien dice Juanlu Sánchez, en esta tragedia el balón está sobre el tejado de los ciudadanos. Y yo, siguiendo con la jerarquía de elementos que participan en esta crisis, y que él perfectamente establece, me vuelvo a preguntar ¿Qué hacemos?. El boicot contra los productos israelíes es una de las formas tradicionales con las que se responde a estas situaciones a las que este Estado nos tiene acostumbrados. Pero su impacto a corto plazo es bastante pequeño, teniendo en cuenta que sería necesario la implicación de una gran cantidad de personas, las dificultades que conlleva desarrollar este hábito en los consumidores así como su falta de visibilidad inmediata.

Pero qué pasaría, por ejemplo, si, ¿puesto que los medios están tratando este tema con una equidistancia además de injusta irracional, hiciéramos un apagón de consumo informativo? ¿Qué pasaría si no compramos periódicos, si no visitamos las páginas webs de los periódicos españoles durante determinados días, si no vemos los informativos ni encendemos la radio? Entonces, quizás sí, les estaríamos enviando un mensaje claro a los medios y, a través de éstos a los políticos. ¿Qué pasaría si exigimos la retirada de la Embajada Israelí del territorio español? ¿Que pasaría si, una vez a la semana nos manifestamos ante los Ayuntamientos exigiéndoles que se posicionen? ¿Qué pasaría si de repente fuésemos nosotros los que asediásemos a los poderes públicos? Sabemos hacerlo perfectamente porque ya lo hicimos con motivo de la guerra de Irak. Podemos hacerlo porque España, frente a otros países, es pro-palestino mayoritariamente. Nos llamarán antisemitas, porque para algunos, esa es siempre la respuesta esclarecedora, la sentencia definitiva.

!Falso, falso y falso! Queremos justicia y si este engranaje político no ha contado con las vías para que los ciudadanos puedan participar de él, es que no es válido. Se buscarán vías alternativas. Pero nacerán alternativas para dejar de serlo. Nosotros los ciudadanos somos los que tenemos que estar dentro y si, entonces, no cabemos todos, entonces serán ellos los que sobren.

¡Paz en Palestina hoy!
Patricia Simón




3 de enero de 2009

Otro cuento navideño

    Vuelvo a casa tras unas vacaciones en esa otra casa que siempre será también mi casa. Y ahora de vuelta, y con conexión a internet, me gustaría alzar mi voz contra el genocidio palestino, contra el asesinato del inmigrante que intentaba cruzar la valla de Melilla por parte de la policía marroquí y contra mil injusticias asquerosas más que me iban llegando a mi rincón familiar. Pero no sé si serán las mil horas de viaje en autobús que me han traído de nuevo a Asturias, o que todo me sobrepasa más de lo que me atrevería a admitir, pero  el caso es que para empezar el año, os regalo un cuento navideño que escribí hace algunas semanas. Más naif, más aparentemente intrascendente, más suprimible que la mayoría de los posts que los amigos redactan hoy para decir que Basta ya de impunidad, de racismo, de genocidios, de enajenación, de barbarie, de muerte. 

       Pero como hay que pensar globalmente y actuar localmente, como todo lo pequeño tiene una fuerza atroz, como para cambiar el mundo tenemos que cambiar nuestro mundo, empiezo el año de Bestiarios con un cuento que sé, podría estar dándose en muchos de nuestros apacibles hogares, en muchas de nuestras idílicas vidas. Y son estas esperpénticas situaciones las que nos están dejando un poco tarados.

        
Otro cuento navideño

Había decidido, sin dedicarle demasiada atención a una decisión aparentemente tan concienzuda, que este año volvería a creer en la Navidad. Los niños, que ya no eran tan niños, habían decretado unilateralmente que las navidades eran una chorrada y este movimiento de posiciones le había cogido totalmente desprevenido. De repente, las estúpidas obligaciones que le acarreaban malestar con su mujer y solidaridad con sus amigos, eran una oportunidad para servirse útil, un papel asignado a priori que delimitaba muy bien su rol y que, por tanto, le otorgaba sentido a su paternidad. Pero los niños ya no creían en nada de esto y la mujer había decidido que lo mejor era regalarles un dinerito para que abriesen su primera cuenta bancaria, y aprendiesen así las ventajas de ahorrar para cuando realmente deseasen algo porque, después de hacer grandes esfuerzos, sólo habían logrado imaginar que deseaban una cazadora surfera, el niño, y unas zapatillas muy caras, la niña.

Así que cuando su mujer le dijo que estas navidades les darían los regalos en Nochebuena para que pudiesen "aprovecharlos", veáse lucirlos, durante las vacaciones, y que ya los tenía comprados -había ido con los niños y ellos mismos los habían elegidos-, el padre de familia se sintió absolutamente inútil, prescindible. Recordó con melancolía las primeras navidades como padre en las que ya en noviembre sabía perfectamente que encontraría la moto más bonita para su niño y la bicicleta con la cesta más bonita para su niña. Recordó cómo buscaba las mejores posiciones en las cabalgatas de los Reyes Magos para coger el mayor número de caramelos, cómo después escondía los juguetes en los altos de los armarios con un adorable y olvidado placer por el juego, y cómo después le costaba conciliar el sueño por ese olvidado gusanillo en el estómago. Y de repente le asaltó y dominó un poderoso aburrimiento y, minutos más tarde, una profunda tristeza. Pero, -y ahora se preguntaba por qué-, todos estos placeres se habían ido convirtiendo en un peñazo con los años, hasta convertirse en una obligación molesta, en un requisito impuesto por la sociedad que él cumplía sin ningún entusiasmo.

De repente, perdió todo interés por ir esa tarde a ver el fútbol con los amigos. Se abandonó en su sillón y empezó a observar la actividad de su casa desde una posición de extraño, de observador neutral. La "niña" organizaba sus vacaciones por teléfono con sus amigos y su mujer le daba permiso a su hijo para llegar esa noche más tarde. Se sintió un completo desconocido en ese ambiente. Y le sorprendió cómo, sin embargo, su mujer jugaba un papel protagonista en toda aquella dinámica. Su hija ahora le contaba que su mejor amiga tenía restringidas las salidas durante las fiestas por sus notas. Y la madre aprovechaba el caso para ejemplarizar los beneficios de haber estudiado durante el primer trimestre. 

¿En qué momento había quedado él desplazado de su hogar? ¿Por qué no venían a él a contarle todas esas cosas o a pedirle permiso para lo que fuese? ¿Por qué ya no les hacía ilusión los Reyes? El hombre se levanta del sofá sin saber muy bien a dónde se dirige. Anda como perdido, a pasos lentos con largas pausas. Pasa entre sus hijos y su mujer varias veces pero parece que nadie repara en su presencia y, mucho peor, en su estado.

Piensa en reorganizar ese desaguisado, en alzar la voz y preguntar si es que no existe para ellos, en echarles en cara su falta de agradecimiento. Pero no se siente con fuerzas. Y lo peor: no sabe por qué, pero tampoco se siente con derecho. Sigue andando -él más bien se siente levitar como una presencia paranormal entre su familia-. Se plantea hablar sosegadamente con ellos, explicarles que no puede ser, que estas fiestas son para estar con los seres queridos, para revivir la magia perdida. Pero inmediatamente se siente ridículo, se avergüenza de haberse planteado decirles estas cosas a sus hijos. Se reirían y le preguntarían si está enfermo, que dónde está su padre y que quién es ese señor que les cuenta esas milongas. 

En uno de estos paseos extravíados, se encuentra con su esposa agarrándole del brazo y preguntándole si le pasa algo. Él la mira, y de no sabe dónde, le surge un sentimiento de admiración hacia esa mujer que lleva tantos años estructurando, albergando, cuidando a sus hijos y a él mismo. Siente unas terribles ganas de llorar pero se dice que no, que no puede ser tan egoísta como para armar ahora la marimorena. Y le dice a su mujer que se va a ver el fútbol. Le da un beso en la mejilla cuidadoso, lento -y extraño para ella-. Se despide de la misma manera de sus hijos que le miran con sorpresa, pero también extrañamente conmovidos, lo que instintivamente les despierta una alarma de preocupación.

El padre de familia sale por la puerta. Ha olvidado el paraguas, pero no le importa. Empieza a andar y se descubre en la zona comercial de su ciudad. Entra en una tienda en la que normalmente no vería nada más allá que una masa de cosas inservibles. Pero hoy no. Hoy a primer golpe de vista ha visto un precioso abrigo que será aún más precioso cuando se lo ponga su hija. Sale de la tienda recordando cuando cogió por primera vez a su niña en brazos. Como le sobresaltó un pavor paralizante, cómo de repente sintió todo el peso del mundo sobre sus espaldas. Y cómo, inmediatamente, la felicidad con mayúsculas le embriagó al darse cuenta de que tenía en su regazo la mejor misión que se le había asignado, que esas manitas eran capaces de abrigar el mundo y regalárselo en bandeja, que era la primera vez que la vida depositaba en él la mayor de las confianzas y que él no sabía cómo darle las gracias. Y cómo miró entonces a su mujer y descubrió que ella era la vida misma, la que le hacía vivir ahora en su máxima potencia y a la que le debía sentirse el hombre más afortunado del mundo. 

Iba pensando en todo esto cuando de repente vio en un escaparate la cámara de foto que, ahora, sin lugar a dudas veía en las manos de su hijo. Entró a la tienda seguro de que éste era el regalo perfecto. Imagino la cara de su hijo, ese adolescente siempre malhumorado que hoy descubría como un muchacho perdido, desorientado pero con todas las potencialidades al alcance de sus manos. Y recordó cómo, cuando su cabecita apenas alcanzaba sus rodillas, paseaban de la mano por "El Muro" y le alzaba su mirada como si mirase al Empire State buscando su aprobación, buscando su sonrisa cuando le señalaba los aguerridos surferos que se atrevían a desafiar las olas. Ahora podría fotografiar a esos surferos con la maravillosa cámara de fotos que le acababa de comprar.

Cuando esa noche llegó a casa, los niños ya habían salido con sus amigos. Se los imagino medio borrachines, se imaginó a su hija coqueteando con algún muchacho y a su niño haciéndose el más gallito con sus compañeros de banda. Pero esta vez no sintió miedo. Parecía que hoy la melancolía lo embullía todo. Recordó cuando él mismo buscaba su sitio, su identidad jugando algún papel absurdo con sus amigos ahora desperdigados, perdidos. Recordó cuando vió por primera vez a su mujer y, siendo una niña, la miró con ojos de hombre y la descubrió hecha mujer. Y entonces decidió que no, que no esperaría al día de Reyes. Con una delicadeza desconocida, y ahora deliciosa, llevaba en sus manos temblorosas de emoción los regalos que, por primera vez, había pedido expresamente que envolviesen con un gran lazo. Entró en las habitaciones de sus hijos, mundos personalizados en los que deseaba adentrarse y conocer, aunque bien sabía que eso nunca sería posible. Entró y colocó con cuidado los regalos en las almohadas. Echó un último vistazo a los posters, las fotografías y los juguetes de un tiempo no tan lejano. Se metió en la cama y abrazo a su mujer con caricias renovadas, olvidadas. Y, suavemente, mientras se sumergían en la hondonada de su amor, le susurró al oído "Feliz Navidad". 

¿Y qué pasaría si hubiese una posdata?

P.D: Cuando la niña llegó a casa y encontró el abrigo, pensó que era un regalo de su madrina, que siempre se adelantaba para que pudiera aprovecharlo durante las fiestas. Estuvo a punto de meter la pata cuando su padre le preguntó si le había gustado. Pero el súbito interés mostrado por el padre le hizo intuir que algo había cambiado y no sabía por qué, pero ese abrigo ahora empezaba a gustarle. Cuando el "niño" se despertó y descubrió en una esquina de su cama la cámara se preguntó quién se la podría haber regalado si él ya tenía una mucho más útil, la que traía el móvil. Pero su hermana le contó las novedades antes de que su padre entrase en la habitación para decirle que había comprado churros y que su madre había preparado chocolate. Y su hijo plasmó el instante con la primera de las muchas fotografías que haría aquella navidad.


    

18 de diciembre de 2008

Tierra nueva

Quilombagem llegó a Sevilla, levantó el Lope de Vega e hizó que muchos tocarán el cielo con las puntitas de los dedos.

Y permitió que muchos supiesen que llevaba a Lydia Molina a trabajar en el Centro de Defensa de la Vida y de los Derechos Humanos de Açailandia (Brasil): la vida a borbotones que ellos vieron sobre el escenario. La que veréis al final del video, es Lydia , una de las personas que ha hecho posible que Quilombagem arrasase España y dejase a su paso tierra reverdecida, abonada, fertilizada para nuevas esperanzas y luchas.

Enhorabuena, Lydia. Te lo mereces.



Gracias a Antonio Rull por este regalo para todos sus amigos.

17 de diciembre de 2008

Abrirse camino

Empiezan a llegar las felicitaciones y, aunque todas se agradecen igualmente, hay algunas que brillan más que otras. Una de ellas es la que me ha enviado la galería El Arte de lo Imposible, de Gijón, diseñada por Pablo Iglesias.



"Hallaré unl camino o me lo abriré", de Aníbal. Me gusta. Pese a que su autor sea uno de los estrategas militares más reconocidos históricamente.

15 de diciembre de 2008

Ahora

Ahora que diariamente recibimos adhesiones al Manifiesto de personas que reclaman su derecho a una información humana. Ahora que he retomado el contacto con luchadores en la sombra, que conocí gracias a BNB, como Juan Miralles o Mimi Caro, cuya sola voz me transmiten garra. Ahora que Quilombagem ha atravesado el Puerto de Pajares rumbo a Sevilla. Ahora que los Decanos se suman a las iniciativas de los antiguos alumnos, he recordado un día en que la televisión acogía la cultura viva. Un día en el que pasaban cosas cómo éstas: Benjamín Prado recitaba versos sobre la inmigración de la mano de Luis García Montero, y la réplica se la daba Marina Heredia.

De esto hace poco más de un año. Y nos decían que no teníamos audiencia. No me lo creo. Y nos decían que Buenas Noches, Bienvenidos no tenía cabida hoy en día en la televisión. Y no han parado de reponerlo. ¡Qué no nos cuenten milongas!


video

13 de diciembre de 2008

Rim Banna en Gijón

Hace casi tres años, tras mi viaje a los campos de refugiados palestinos del Líbano, descubrí a Rim Banna, la cantante palestina más reconocida internacionalmente. A principios de este año, una tarde de invierno, cargaba en mi bolso un disco suyo para regalarle a un amigo. Nos fuimos a mi café favorito, El Arca de Noé -un lugar que te transporta a tiempos de sosiego, donde la música lo embriaga todo y donde sus dos camareros y dueños te hacen siempre sentir en casa-. La tarde se fue animando hasta regalarles el disco. Desde entonces, no es rara la tarde o la noche que, de vuelta a casa, escucho desde la calle sus canciones.

Pues bien. Esta semana, tras Quilombagem, llegó Rim Banna al teatro Jovellanos de Gijón. Y Atemporal y yo fuimos a verla. Por la tarde, se había tropezado paseando por la ciudad y se había roto una pierna. Pero eso no impidió que nos regalase una noche maravillosa. Sentada cantó con el alma temas populares palestinos adaptados por ella y su marido, el artista ucraniano Leonid Alexeienko, al que conoció en la famosa Escuela de Música Rusa "Insituto de Música Gnesins". También cantó el poema que su madre, la poetisa palestina Zuhaira Sabbagh, le escribió en una carta a su marido cuando estaba encarcelado como preso político por el Estado Israelí.

video

Rim Banna pertenece a ese reducido grupo de artistas que suenan frescos, potentes, auténticos. Ha creado un repertorio de canciones que abarca los distintos aspectos de la vida -también de la vida/no vida del pueblo palestino-, en las que siempre hay matices por descubrir y que no te cansas de escuchar. Con una voz dotada y educada en riquísimos registros y, por encima de todo, con una gran capacidad de transmitir emociones.

Rim Banna también es una presencia poderosa sobre el escenario. Incluso cuando su pierna partida le impide moverse.


video

Y todo esto se tradujo en un agradecido público que se fue a casa con la agradable sensación de que había merecido la pena enfrentarse a esa noche fría y lluviosa para escuchar, en la mayoría de los casos a una completa desconocida. Se llevaban el descubrimiento de una pequeña joya.

10 de diciembre de 2008

Quilombagem sigue su gira por España




Fotos: Patricia Simón

Llegaron al Filarmónica de Oviedo. Llenazo. Actuación arrebatadora. Todo el mundo en pie, ojos vidriosos, aplausos hasta que dolieron las manos. Éxito total.

Tocaba desmontar, para al día siguiente venirse para Gijón, volver a montarlo todo, pasar frío, ensayar y demostrar que el talento no es cuestión de suerte. Sino de constancia. Y volvieron a darlo todo.

Quilombagem sigue. Y tú, ¿te lo vas a perder?

OVIEDO => Teatro Filarmónica, 8 de diciembre.
GIJÓN => Teatro Jovellanos, 9 de diciembre.
MIERES => Auditorio de la Casa de la Cultura de Mieres, 10 de diciembre.
A CORUÑA => Teatro Rosalía de Castro, 11 de diciembre.
LUGO => Auditorio Gustavo Freire, 14 de diciembre.
SEVILLA => Teatro Lope de Vega, 16 de diciembre.
BARCELONA => Centre Artesà Tradicionàrius (CAT), 19 de diciembre.
MADRID => Teatro Colegio Maristas de Chamberí, 21 de diciembre.

8 de diciembre de 2008

Más Quilombagem

Anoche, tras recibir a los Quilombagem tras un día de esos que te cambian la vida, recordaba cómo fueron ellos, hace ahora cuatro años, quienes me enseñaron a que en este mundo se le llama locura a querer cambiar el mundo, a que hay que estar un poco locos para atreverse a dedicarse a cambiarlo y a como en este lado del charco, hay que estar aún más loco para que el ambiente no te borre la lucidez que allá arrasa con todos los prejuicios y las barreras que nos han y nos hemos ido creando.

A mi a veces se me pasa la locura y tengo que, conscientemente, volverme un ratito loca como Martín Romaña.

Pero si vais a ver Quilombagem, si tenéis el privilegio de toparos con estos líderes de menos de veinticinco años, si logramos darnos cuenta de que nos hemos convertido en unos niños de papá/mamá que no ven más allá de sus narices, que nos hemos convertido en todo aquello lamentable que criticamos. Si vais a ver Quilombagem, os daréis cuenta de que para ser valiente tenemos que llevar nuestra locura a gala y luchar por todas esas cosas que dicen que se pasaron de moda. Pensar que todo es posible aunque no se haya hecho antes. Pensar que se puede crear, cambiar, influir. Ser valiente y ponerse el mundo por montera aquí sólo nos puede acarrear miradas de incomprensión. Ser valiente en muchos lugares del mundo, es jugarse la vida. Y los Quilombagem vienen a enseñarnos a ser valientes, a existir más allá de nuestras parcelas privadas.

Hay que ser muy valiente para soñar despierto y dedicarse a hacerlos realidad. A esto ha venido Quilombagem.

6 de diciembre de 2008

Quilombagem llega a España y tú no te lo puedes perder

Esta tarde lluviosa y gris, en unas horas se va a convertir en puro calor y alegría. A las siete de la tarde, llegan al aeropuerto de Asturias, los cuarenta jóvenes actores que van a representar Quilombagem por toda España. ¿Que que es Quilombagem? Esto es Quilombagem:

Un profundo y largo NO que atraviesa al público. Y entonces unos grilletes que empiezan a caer, como la sangre derramada por millones de seres humanos en su lucha por la libertad. El espectáculo teatral Quilombagem es un canto de guerra frente a la opresión, un alzamiento por la libertad y la historia de la conquista de una vida digna que los esclavos de este mundo comenzaron en la cuna de la humanidad hace quinientos años, y que aún hoy libran en muchos lugares. Como Brasil.

Quilombagem son cuarenta adolescentes procedentes de Açailandia, capital de Maranhao, el estado más pobre de Brasil, y donde el trabajo esclavo sigue existiendo en pleno siglo XXI. Son cuarenta muchachos y muchachas que han visto más allá de la miseria, la exclusión, la explotación y las drogas gracias al Centro de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos de Açailandia (CDVDH-A), que fundó hace doce años la ovetense Carmina Bascarán. Son cuarenta actores de un talento descomunal que sobre el escenario se transforman en poesía, danza, teatro, música y vida. Un huracán arrollador de energía y genialidad que nos traerá la historia de los esclavos de este mundo, a la que pertenecen sus padres y abuelos, y de la que ellos mismos escaparon gracias al trabajo del Centro y a su esfuerzo personal.

Quilombagem es una oportunidad para conocer y aprender de la valentía de millones de seres humanos que diariamente, y desde hace siglos, tienen que jugarse la vida para conservar su única riqueza, la libertad. Pobres, pero al menos libres. Pobres, pero al menos seres humanos. Aunque muchos vivan en condiciones aquí impensables para un perro. Libres y, al menos, vivos.

Patricia Simón

OVIEDO => Teatro Filarmónica, 8 de diciembre.
GIJÓN => Teatro Jovellanos, 9 de diciembre.
MIERES => Auditorio de la Casa de la Cultura de Mieres, 10 de diciembre.
A CORUÑA => Teatro Rosalía de Castro, 11 de diciembre.
LUGO => Auditorio Gustavo Freire, 14 de diciembre.
SEVILLA => Teatro Lope de Vega, 16 de diciembre.
BARCELONA => Centre Artesà Tradicionàrius (CAT), 19 de diciembre.
MADRID => Teatro Colegio Maristas de Chamberí, 21 de diciembre.

El tren de la democracia en el Congo

" Las elecciones presidenciales en el Congo en 2006, las primeras en 40 años, trajeron esperanzas de estabilidad y mejora del gobierno en este conflictivo país. Ya en los dos primeros años de gobierno, no sólo se han dado muestras de la fragilidad de esta transición sino también de la brutalidad con la que el nuevo gobierno está restringiendo la democracia". Seguir leyendo (en inglés).

Human Rights Watch
nos lo explica así de bien


video

2 de diciembre de 2008

1 de diciembre de 2008

El país donde nunca pasaba nada

Isaac Valencia, alcalde de La Orotava (Tenerife)

"Isaac Valencia. Nacionalista de Coalición Canaria. 30 años como alcalde de La Orotava (Tenerife): "Los políticos en Madrid nos tienen abandonados, nos enteramos de que viene una patera cuando están a cincuenta metros. Las costas canarias están a merced de que el moro venga y nos lleve por delante". El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, estaba allí y no dijo nada. La diputada en el Congreso, Ana Oramas, estaba allí y no dijo nada. El presidente de CC en Tenerife, Javier González Ortiz, estaba allí y no dijo nada. Para que no quede impune: plaza del ayuntamiento,1. 38300 villa de la orotava. tenerife. islas canarias.
www.villadelaorotava.org"

Juan Manuel Pardellas, Héroes de Ébano

Efectivamente. En este país, un representante de los ciudadanos y que, para empezar, debe ser un ejemplo al menos en el respeto a la Carta Magna, hace apología de la xenofobía, y no pasa nada. Sólo silencio. ¿Desde cuándo la libertad de expresión significa poder decir esto y quedarse tan pancho? Este señor, votado por miles de votantes que, seguramente, estarán encantados con sus rebuznos, dice una barbaridad como ésta y sigue siendo representante de la democracia.

Al menos, luego no nos echemos las manos a la cabeza cuando nos expliquen que el nazismo salió elegido democráticamente, que el gobierno israelí que arrasa al pueblo palestino es elegido democráticamente, que Bush fue reelegido tras su catastrófica gestión y tras la invasión de Irak.
Las palabras son mucho más peligrosas que las balas. Las palabras tienen responsabilidad, las palabras, sobre todo cuando son pronunciadas por los portavoces de la ciudadanía, por autoridades públicas, generan cosmovisiones, sentimientos y actitudes. Las palabras terminan hiriendo, desangrando y asesinando. Por eso yo grito, alto y claro: usted no puede representar a un Estado que está dentro de las Naciones Unidas, que nació para la cultura de la paz, por el respeto de los Derechos Humanos, por la igualdad y por la vida -ya, ya sé que ustedes se toman todo esto a risa-. Usted, señor Isaac Valencia, no puede decir esto públicamente y seguir presentándose a unas elecciones porque actitudes como éstas no se votan, se juzgan en los tribunales.

Desgraciadamente, en este país se pueden decir cosas como éstas y no pasa nada.

27 de noviembre de 2008

Hoy suena a...







¿Y qué pasaría si se juntasen dos bestias como Jane Birkin y Beck?


La perla negra de Piraván

   Si el pirata del Caribe Jack Sparrow tenía su magnífica nave La Perla Negra, Piraván tiene su galeón "Alegría".  Éste es el rincón desde el que damos guerra los piratas de Cimadevilla.

                                   Recuerdos del Quilombo





                                  El Oyente y Atemporal




La vista desde mi mesa

26 de noviembre de 2008

Capital, recurso, orgullo y prejuicio

     Me llega que el parlamento español  y los pasillos de éste están revueltos por la posible compra de una parte de Repson por parte de Lukoil . Si bien puedo entender que, de repente haya surgido un proteccionismo hacia el sector de la energía, que la derecha pida con urgencia la intervención del Estado en el mercado libre, que los ciudadanos entrevistados por los medios expresen su malestar porque "nuestra compañía" vaya a caer en manos de la empresa rusa y que, con el poder que este país tiene en el suministro energético a Europa y el perfil poco agraciado que tiene el señor Putin, a ninguno nos haga demasiada gracia esta posibilidad.

    Pero lo que más gracia me hace, es la asunción por parte de todos de que la posesión del capital es más legítimo que la posesión del recurso que representa ese capital.  ¿Cómo es posible que todos manifestemos nuestro malestar porque determinados señores con nacionalidad española pierdan el control total sobre un capital que procede de unos recursos que no tenemos y que expoliamos a otros países? ¿Cómo hemos llegado a asumir con tanta naturalidad a Repsol como una empresa de todos los españoles, cuando su riqueza no es española? 

     Lo dicho: aquí sobra orgullo español, prejuicios, mucho capital y faltan recursos propios. 

24 de noviembre de 2008

¿Bailas?

Un buen amigo me ha regalado una sonrisa para empezar la semana.


Where the Hell is Matt? (2008) from Matthew Harding on Vimeo.

Sus autores, Matt Harding & Melissa Nixon, nos explican qué hacen todas estas personas:

What are these humans doing? Dancing. Many humans on Earth exhibit periods of happiness, and one method of displaying happiness is dancing. Happiness and dancing transcend political boundaries and occur in practically every human society. Above, Matt Harding traveled through many nations on Earth, started dancing, and filmed the result. The video is perhaps a dramatic example that humans from all over planet Earth feel a common bond as part of a single species. Happiness is frequently contagious -- few people are able to watch the above video without smiling.

23 de noviembre de 2008

La mirada que sonríe más bello

Hay un fenómeno socio-cultural que además de sorprenderme, me cabrea. El desprecio por los artistas que, mientras son minoritarios, son aclamados y percibidos como leales por la minoría que busca en la exclusividad la calidad -y siendo dura, su propia identidad in, pero que una vez que consiguen traspasar las barreras intelectuales de una élite y encandilar a grandes sectores de la sociedad son despreciados como si aquellos mismos versos, pinturas o melodías que merecieron en su momento los más elevados elogios fuesen después "bazofia para las ignorantes masas".

Uno de los autores más adorados por el gran público, otro término indeseable para los guardianes del verdadero arte, y más desdeñado por los diseñadores de las tendencias es Mario Benedetti. Y yo me pregunto ¿Cuándo dejaron sus versos de ser los versos que todos llevamos dentro? ¿Cuándo su lengua dejó de ser la lengua a la que todos aspirábamos e intuíamos? ¿Cuándo dejó de ser vigente el mundo asqueroso y explotador que Benedetti denuncia? ¿Cuándo dejaron de dejar huellas sus versos? ¿Cuándo dejó su voz de ser familiar? ¿Cuándo dejó Benedetti de enseñarnos a amar y explicar qué es el amor?

El mundo de Benedetti es también mi mundo y, para lo bueno y lo malo, no está anticuado.

Como tampoco lo está el mundo que Benedetti retrata en La Tregua, el libro con el que tengo la intención de comenzar una serie de textos en los que brevemente compartiré mis impresiones, opiniones o lo que me provoque la lectura de los libros, mis mil vidas, como se llamará esta sección que podéis ver también en el lateral derecho del blog.




Compré La Tregua (1960) en una librería de Montevideo donde además de los últimos éxitos de Alfaguara y Planeta, puedes pasarte horas curioseando libros de segunda mano con la naturalidad que las librerías tienen en esta ciudad, cuya avenida principal tiene más librerias que cualquier otro negocio.

Había leído la antología completa de las poesías de Benedetti, pero no recuerdo haber leído antes nada de su narrativa. Como tantos miles de persona, uno de los poetas más recurrentes en mi ofensiva amorosa había sido Benedetti, y sin embargo sus novelas nunca habían llegado a mi.

Pero allá en Montevideo, en su casa, en su ciudad, decidimos hacernos con dos libritos suyos: La Tregua y Cuentos de Montevideo. Ahora ya no sé si conozco Montevideo por mi propia estancia o por su lectura en Benedetti.

Pero La Tregua está aquí, entre nosotros, más allá del gris montevideano, de su burocracia, de la rutina del funcionariado que tan bien retrata el escritor y que apagó la luz de la vida de la urbe hasta ahora, que recién empieza a encenderse tímidamente como los decorados de aquellos que nos adelantamos al día 6 de diciembre, y ya en noviembre empezamos a colocar adornitos navideños sutilmente, como si nadie fuese a darse cuenta, como si yo no estuviera atenta a que, pese a que siempre algo termine estropeándolas, las Navidades siempre nos trae de nuevo los cascabeles de los Reyes Magos.

La Tregua es el resorte en la vida de un hombre consciente de su halo gris, de su vida gris, de su futuro gris. En esta sección no haré sinopsis de las obras comentadas por dos razones. La primera porque yo raras veces los leo. Bien, porque los conozco ya o porque confío en el criterio de aquellos que me los recomientan y así entro en el terreno por explorar virgen. La segunda razón, es que ya hay cientos de sinopsis en la web.

Pues bien, como decía, La Tregua es el vacío, el relato de la asfixiante sensación de desaprovechar la única oportunidad que nos brinda la vida y por la que no nos pide nada a cambio, vivirla, exprimirla, estrujarla, llorarla y reirla. Es el diario de un hombre que es consciente del autoengaño que se inflinge como motor diario: la llegada de la jubilación y entonces la segunda oportunidad a la que todos tenemos derecho. Pero, de repente, se hace la claridad, el mundo vuelve a ser sonoro, el cuerpo vuelve a ser sensible y esto sólo es posible a través del amor. La tregua, la resurrección, la convulsión sosegada, lo imposible, lo hermosos, lo irrenunciable.

La Tregua es la inmersión en un mundo de catarsis por lo claustofóbico, por lo terrorífico que es la anulación consciente de la vida, por lo pegajoso de la rutina, por el lastre de la desidia. Y Benedetti nos somete a esta muerte en vida para luego deslumbrarnos con lo normal, con lo que debería ser cotidiano. Y entonces pareciera que el libro gris, tormentoso que hemos tenido en nuestras manos irradiase una potente arma de destrucción masiva, una sublevación gloriosa que no es más que un pobre hombre con una razón para levantarse de la cama. Pero será una tregua. La maldita tregua que le hará saber lo muerto que se puede estar en vida.

--------

Y si queréis conocer un poco mejor al autor cuya mirada sonríe más bello, os dejo este documental dedicado a Benedetti.




Y cómo no, una de las secuencias más inolvidables de la película "El lado oscuro del corazón" del director Eliseo Subiela, y con poemas de Benedetti, Juan Gelman y Oliveiro Gilondo. El hombre que buscaba la mujer que vuela.

Atención a Benedetti recitando su poema "No te salves" en alemán a su puta de "oidos aburridos" como la llamó alguno.

22 de noviembre de 2008

Celebrando el "SÍ SE PUEDE"

Con mucho retraso, pero YA ESTÁ AQUÍ. La noche electoral estadounidense fue seguida con gran atención y entusiasmo desde nuestro rincón gijonés Cimadevilla. El oyente, Recuerdos del Quilombo y Atemporal -Periodistas en Guerra estuvo presente a través de skype-, y yo sabíamos que SE PUEDE y nos preparamos a propósito. Y tras una larga noche de borrachera de sondeos y escrutinio, llegó la noticia. Y la emoción que vi en los rostros presentes en el discurso de Obama que me recuerdan que fue una noche histórica.

Al amanecer nos fuimos a celebrarlo y con todo aquel material, Atemporal ha montado este video para la posteridad.



Atemporal explica muy bien cómo fue todo

4 de noviembre de 2008

Ready or not? (Listos o no?)

La música está siendo fundamental en esta redacción de seguimiento de la noche electoral. Ahora está sonando...

El derecho a soñar

Ayer hablaba con unos amigos sobre qué tiene Obama para suscitar este entusiasmo. Detrás del marketing, que pueda ser el primer presidente negro de Estados Unidos, su oratoria, o el gris que embadurna a McCain... creo que ya he descubierto lo que hace que, yo por lo menos, esté viviendo esta noche de una manera muy especial.

Obama nos ha concedido el derecho a soñar en el ámbito de la política. Y para los que creemos que la política sigue siendo un labor más que honorable, esto es todo un arma de destrucción masiva. Un fenómeno de masas del que queremos participar.

Y lo voy a hacer acompañada de Lydia, Juanlu y Jessi en una noche que se dibuja memorable.


3 de noviembre de 2008

Seminci me ha regalado dos sorpresas

    La 53 Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI) ha contado esta edición con los trabajos de personas a las que aprecio y admiro.


                                                                      Voces en imágenes, de Sr Paraguas



Retorno a Hansala, de Chus Rodríguez

A la actriz protagonista, Farah Ahmed, la conocí hace ocho años en Estepona, donde ambas vivíamos. Tiempo después se marchó a Barcelona para ser actriz. Y esta película es la prueba de que los sueños se cumplen. Me alegró mucho reencontrarla. Y la película tiene muy buena pinta. En cuanto la vea, os cuento.

España debe proporcionar asistencia letrada a menores extranjeros no acompañados

Human Rights Watch ha publicado un informe en el que denuncia

"El empeño de España por repatriar a los menores extranjeros no acompañados que llegan en el país de forma ilegal puede ponerles en situaciones de peligro, trato degradante y provocar su detención (...). El gobierno debe detener las repatriaciones hasta que no disponga de un procedimiento que garantice la integridad de los menores y, como medida inmediata, concederles el derecho a ser representados por un abogado independiente de la misma forma que los migrantes adultos según la ley española".

27 de octubre de 2008

El Papa recomendó la lectura de la Biblia en TODOS los colegios

La Palabra divina también debe resonar, según los prelados, a través de la radio, Internet, la televisión y todos los otros canales de comunicación de hoy día, como son -dijeron- "los cd, los dvd y los ipods".

Los prelados también sugirieron en el Sínodo de Obispos que se enseñe en la escuela -tanto las católicas como las que no lo son- y otros centros educativos, y precisaron que la Biblia "es el gran código de la cultura universal", sin la que no se puede entender Occidente, Europa.


Leer completo en la Cadena Ser

Que el Papa y sus trabajadores tengan que cumplir con su trabajo, no es para poner el grito en el cielo. Pero que consideren la Biblia el código de la cultura universal, es de una desfachatez ridícula.

Sin embargo, no me resisto a reproducir el texto que se me vino inmediatamente a la cabeza cuando escuché esta noticia.


Un papá que nunca ríe, de Eduardo Galeano

Los judíos, los cristianos y los musulmanes venerar a la misma divinidad. Es el dios de la Biblia, que responde a tres nombres, Yahvé, Dios a secas y Alá, según quien lo llame. Los judíos, los cristianos y los musulmanes se matan entre sí diciendo que obedecen a sus órdenes.

En otras religiones, los dioses son o han sido muchos. Numerosos olimpos hubo o hay en Grecia, en la India, en México, en Perú, en Japón, en China. Y sin embargo, el Dios de la Biblia es celoso. ¿Celoso de quién? ¿Por qué le preocupa tanto la competencia, si Él es el único y el verdadero?

No te postrarás ante ningún otro dios, pues Yahvé se llama Celoso, es un Dios celoso. (Éxodo).

¿Por qué castiga en los hijos, y por varias generaciones, la infidelidad de los padres?

Yo, Yahvé, tu Dios, castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarte generación de los que me odian. (Éxodo).

¿Por qué esta siempre tan inseguro? ¿Por qué desconfía tanto de sus devotos? ¿Por qué necesita amenazarlos para que lo obedezcan? Hablando en vivo y en directo, o por boca de los profetas, advierte:

Si no obedeces a la voz de Yahvé, tu Dios, él te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación, de gangrena, de aridez. Desposarás una mujer y otro hombre la hará suya. Polvo y arena serán la lluvia de tu tierra. Echarás en tus campos mucha semilla, pero la asolará la langosta. Plantarás viñas pero no beberás vino, porque el gusano las devorará. Os ofreceréis en venta a vuestros enemigos como esclavos y esclavas, pero no habrá comprador. (Deuteronomio)
Durante seis días se trabajará, pero el día séptimo será sagrado para vosotros, día de descanso completo en honor de Yahvé. Cualquiera que trabaje en ese día, morirá. (Éxodo).

Quien blasfeme el nombre de Yahvé, será muerto. Toda la comunidad le lapidará (Levítico).

Más eficaces son los castigos que las recompensas. La Biblia es un catálogo de espantosos castigos contra los incrédulos:

Soltaré contra vosotros las fieras salvajes. Os azotaré siete veces más por vuestros pecados. Comerás la carne de vuestros hijos, comeréisla carne de vuestras hijas. Desenvainaré la espada contra vosotros. Vuestra tierra será un yermo y vuestras ciudades una ruina. (Levítico)


(...) Sus diez mandamientos no prohiben la guerra. En cambio, Él manda hacerla. Y la suya es una guerra sin piedad por nadie, ni siquiera por los bebés:

No tengas compasión del pueblo de Amalec. Matarás hombres y mujeres, niños y lactantes, bueyes y ovejas, camellos y asnos... (Samuel)

Hijo de Babel, devastadora: ¡Feliz quien agarre a tus pequeños y los estrelle contra la roca! (Salmos)


Abraham a punto de matar a su hijo Isaac por orden de Dios, Caravaggio

El mundo al revés

Primavera en Montevideo





Otoño en Gijón




¿ O será que el mundo es al revés? O viceversa?